Buscar este blog

Cargando...

jueves, 11 de octubre de 2012

OPINIÓN PERSONAL SOBRE EL FUNCIONAMIENTO DE SANTANDER STEREO 102.7 FM


Al comparar la información recibida en la entrevista con la Secretaria y Representante legal de la emisora comunitaria Santander Stereo en relación con el reglamento expuesto en el módulo del curso, puedo darme cuenta que la emisora actúa dentro de los parámetros de cómo debe ser una emisora comunitaria.
Por ejemplo, tengo un año de escuchar repetidamente los programas que se producen y el material de los temas no es obsceno, ni vulgar, ni parcial en cuanto a temas políticos, y que trata de generar sentido de pertenencia al brindar la participación de las diferentes comunidades en la parrilla y en la junta de programación.
Todos los días, en el horario de 5:00 a 6:00 p.m. hay espacios comunitarios con temas de reflexión para toda la población, desde temas medio ambientales hasta temas espirituales sin hacer proselitismo.
Tuve la oportunidad de presenciar una reunión de la Junta de Programación: se leyó el manual de estilo, se explicó los puntos que generaron duda, se habló sobre el propósito de la junta y de cada espacio comunitario, se explicó que son espacios sin ánimo de lucro tanto para la emisora como para los realizadores del mismo. No puede haber pautas publicitarias, se dieron sugerencias para tratar temas que necesita la comunidad (promoción de la lectura y la educación), se organizó un evento conjunto sobre un concurso de canto,…
El proceso de legalización fue el indicado ya que cumplió y cumple con los requisitos necesarios: estudios topográficos, técnicos, las intenciones de constitución,… para entrar en funcionamiento.
Creí que fallaban en el punto de la financiación porque vendían espacios para publicidad y espacios para programas, pero al leer el módulo del curso, fue destruida esta percepción. El reglamento permite que sus fuentes de financiamiento sean estas teniendo en cuenta que no se deben exceder los 15 minutos de propaganda por hora de transmisión y los programas deben corresponder al manual de estilo y a las políticas de la emisora. No he calculado el tiempo de las propagandas, pero los espacios que han vendido son para un noticiero y un programa de medicina alternativa, lo cual cumple con lo exigido. 

VISITA CON PROPÓSITO DE APRENDIZAJE EMISORA COMUNITARIA



¿Cuál fue el proceso que se llevó a cabo para la concesión para la difusión del servicio de radio difusión sonora?

Para licitar una emisora comunitaria, siempre se espera la convocatoria que hace el ministerio. Si no hay convocatoria es imposible. Hace 10 años fue la convocatoria en la que la emisora pudo ejercer su labor. El ministerio tiene en cuenta la trayectoria de la emisora, el manejo que se le da Para la licitación se pide el estudio técnico que consta de las antenas, aparatos que se necesitan, piden un estudio topográfico que dé cuenta la ubicación del municipio, se tuvo que hacer una asociación que tiene estatutos. Quien estuvo al frente del proceso de licitación fue el señor Olmer Marí Mera Vargas.

¿Qué tipos de programas hacen parte de la parrilla de programación?

La parrilla de programación contiene espacios informativos, musicales y/o de entretenimiento y comunitarios.

¿Cuáles son sus fuentes de financiamiento?

La emisora tiene dos fuentes de financiamiento: la primera es por el pago de las cuñas locales que se consiguen (aunque el precio de las cuñas no es igual al de una emisora comercial) Y también la venta de espacios o programas (actualmente se tienen dos espacios: uno de medicina alternativa y otro informativo).

¿Cuentan con un manual de estilo? ¿Cómo funciona este dentro de la emisora?

El manual de estilo es la guía del conducto de la emisora. El manual contiene la misión y la visión de la empresa y también la forma cómo se van a lograr estos dos objetivos. En general se define en él la manera cómo se deben producir los programas: el lenguaje que se debe utilizar, los propósitos de los contenidos, los contenidos en sí de las producciones, la ética…

¿Existe la junta de programación? ¿Cómo funciona éste dentro de la emisora?


La junta de programación es la encargada de vigilar que se cumpla con el manual de estilo. Está conformada por los productores de los espacios comunitarios y los directivos de la emisora. Se reúne cada tres meses aproximadamente y se conversa acerca de los temas que interesan a la emisora y a los productores, se ponen quejas y se establece un plan de acción conjunto de los programas sobre la comunidad. Estos espacios se le han ofrecido a la Cruz Roja, Policía, Defensa Civil, Juntas de Acción Comunal, Fundaciones de medio ambiente, Jóvenes estudiantes y profesionales,… es un espacio abierto a la comunidad para que produzca lo que le ayuda a su progreso y que contribuya a generar sentido de pertenencia.

EMISORA COMUNITARIA "EL ESPLENDOR DE LA VERDAD" VALLEDUPAR


La Emisora “El Esplendor de La Verdad”, es una organización radial Sin ánimo de lucro; es decir, no tiene ningún fin u objetivo financiero. Por el contario, su finalidad principal es mejorar las condiciones de vida de la comunidad a la que pertenece.
Esta Emisora comunitaria, pertenece a la Diócesis de Valledupar, en cabeza del Monseñor Oscar José Vélez Isaza y tiene como objetivo primordial evangelizar por medio de la radio ,apoyar a los jóvenes en lo que a la cultura se refiere por ejemplo ejecutando un plan donde los jóvenes del Municipio se beneficien, impulsando y dando a conocer sus cualidades en el teatro ,artes plásticas , danza entre otras ,...ya que el barrio donde está ubicada es una zona donde se es muy difícil este tipo de proyectos por falta de recursos económicos.



¿Cuál fue el proceso que se llevó a cabo para la concesión para la difusión del servicio de radio difusión sonora?

En el año 2008 el ministerio de comunicación propuso para Valledupar dos emisoras comunitarias divididas en dos sectores: Una para parte norte y otra para parte sur. Cuando eso fue decretado por el ministerio de comunicación social, se hizo la licitación y abrieron la convocatoria. El seminario Juan Pablo Segundo entró a concursar, a completar todos los documentos que les exigían y teniendo todo al día, el ministerio evaluó todos los proyectos para luego elegir al o los mejores. Sin ese proceso, sin ese requerimiento exigido por el ministerio no se podría licitar estos proyectos para radio comunitaria como tal.

¿Qué tipos de programas hacen parte de la parrilla de programación?

Una emisora comunitaria debe tener algo de todos los ambientes propios del contexto en el que se transmite,  pero lamentablemente el esplendor de la verdad no ha podido llegar a todos esos sectores. Se llega mayormente a la comunidad religiosa dado que es conducida por la iglesia católica de Valledupar; se trabaja con la educación (colegios, universidades), con los reclusos internos de las cárceles con un programa dirigido especialmente para esa población, con jóvenes de todas las edades, sexos y tribus urbanas existentes en el municipio. Se trabaja con niños, familias, entre otros. Pero aun les falta, pues a pesar de que se trata con la parte social no se ha podido abarcar todos los ámbitos propios de la comunidad. La idea es poder llegar a todos estos espacios.


¿Cuáles son sus fuentes de financiamiento?

Primeramente, se hacen proyectos comunitarios y algunos de ellos se presentan al mismo estado. Cuando no son aprobados tenemos que seguir de alguna manera. A veces se puede comercializar la emisora, (a pesar de que su comercialización es mucho mas baja a comparación de las emisoras privadas o comerciales), por medio de cuñas radiales y pautas publicitarias en nuestros espacios radiales. También se recibe ayuda de personas que de buena fe desean apoyar y ayudar al sostenimiento de la emisora. No se lucra nada porque todo lo que se hace, se hace como servicio a la comunidad; las personas que nos ayudan lo toman como un servicio, como algo que les gusta, como parte de su proceso profesional en algunos casos pero ninguna de esas personas se ha remunerado. Ni siquiera la emisora  se beneficia porque no se tienen ingresos constantes.  

¿Cuentan con un manual de estilo? ¿Cómo funciona este dentro de la emisora?

Si. Evidentemente ya por ser una emisora comunitaria se exigen unos lineamientos que se deben seguir.
Cada persona que va a solicitar un espacio radial, lo primero que se le debe presentar es el manual de estilo para que sepa bajo qué condiciones puede desarrollar su programa. Si bien está abierta a todos, en todo debe haber un límite y es este manual de estilo precisamente el que limita la emisora comunitaria y la vuelve más objetiva. El manual de estilo es la norma, la ley aprobada por el  ministerio. Ella rige la emisora como tal y contiene las reglas por la cual se debe conducir cada detalle de las emisiones radiales.

¿Existe la junta de programación? ¿Cómo funciona éste dentro de la emisora?

La existencia de la junta es  como una ley obligatoria. Para que una emisora comunitaria pueda ser consolidada entre otras cosas lo primordial que se exige es que cada ente de la sociedad esté involucrado en la emisora garantizando así la pluralidad de la emisora y que la emisora llegue a todos los frentes. Es importante reunir esta junta puesto que ellos son los encargados de evaluar los programas, deben preocuparse cada uno de que su sector se vea beneficiado de la emisora. Entidades como la cruz roja, los bomberos, ministerio de educación, ministerio de salud, institutos de deporte, policía, etc. Cada uno de ellos tiene que asegurar su misión a traves de la emisora haciendo parte de esta junta; deben saber que programas defienden sus ideales y los derechos humanos, y cuáles no. Ellos son los encargados de vigilar el buen funcionamiento de la emisora. Este ente es superior a la emisora y de él depende la riqueza de los contenidos de la emisora.



Entre las fortalezas que presenta esta emisora, está su programación, ya que su parrilla es muy variada y cuenta con programas para todos los gustos y las edades; además posee espacios musicales, deportivos, informativos, noticiosos y comunitarios, donde la comunidad presenta alguna denuncia en su barrio, y la emisora desplaza un equipo periodístico para conocer su problema y luego se dialoga con los entes encargados de una posible solución; Aquí es donde la emisora cumple con su papel comunitario, ya que funciona como un puente entre la sociedad civil y el gobierno.
Otro de los aciertos de esta emisora es que se logró posesionar en un dial ubicado en FM, ya que esta banda sonora tiene una gran audiencia en la ciudad. El Esplendor de la Verdad también ha logrado obtener una gran audiencia en la fuerte competencia con las emisoras comerciales, sin embargo, no pierde su rol de comunitaria.

Esta emisora es muy organizada, tal vez esto hace que se salgan a flote sus logros. Cuenta con un equipo de trabajo bien estructurado, y cada persona posee un rol determinado.
La emisora tiene muchos puntos fuertes, así que encontrar debilidades es muy difícil, sin embargo, sería importante que se de a conocer mucho mas en la Ciudad este importante medio, o sea, la promoción de la emisora como tal. No obstante, la Emisora Comunitaria El Esplendor de la Verdad, se ha ido posesionando y ganando audiencia paulatinamente.


PROGRAMACIÓN:
SABADOS
8AM A 9AM: MUNDO NATURAL
9AM A 9:30AM: JUEGO DE NIÑOS
9:30AM A 12M: LAS 10 MAS SONADAS PARRILLA DE PROGRAMAS DE JUVENTUD DE LA VERDAD.

DE LUNES A VIERNES ENCONTRAREMOS ESTOS PROGRAMAS:

6AM A 8AM: LA VARDAD INFORMA
8AM A 10AM: ESPACIO MUSICAL
10AM A 12 M: ALTO VOLTAJE
12M A 2PM. INFORMATIVO 88.7
2PM A 3:30PM. ESPACIO MUSICAL
3:30PM A 5PM: PROYECCION JUVENIL
5PM A7PM: CONTACTO CON LA COMUNIDAD
7PM A 8PM: JESUS CAMINO VERDAD Y VIDA
8PM: A 9PM AROMA DE LA NOCHE
9PM A10 PM: LOCOS POR EL FUTBOL.

LOS FINES DE SEMANA PUEDES ENCONTRAR LOS SIGUIENTES PROGRAMAS:

12M A 2PM: RADIO MARIA
2PM A 3PM. ESPACIO ROMANTICO
3PM A4PM: CERO STRES
4PM A 6PM: ESPACIO MUSICAL
6PM A 8PM: JUVENTUD DE LA VERDAD

LOS DOMINGOS

8AM A 9M: SEMINARIO AL DIA
9AM: A 10AM: DOMINGO EN FAMILIA
10AM A 12M: HOLA DOMINGO
12M A 2PM: CARRUCEL EN LA RADIO
2PM A 4PM: RADIO MARIA
4PM A 10PM: ESPACIO MUSICAL








EL SERVICIO COMUNITARIO DE RADIODIFUSIÓN SONORA

-->

El Servicio Comunitario de Radiodifusión Sonora es un servicio público de telecomunicaciones, de interés social, sin ánimo de lucro, a cargo y bajo la titularidad del Estado, quien lo prestará en gestión indirecta a través de comunidades organizadas debidamente constituidas en Colombia


Decreto 1981/03 sobre radiodifusión sonora.


El segundo capítulo II del Decreto 1981/03 sobre radiodifusión sonora reglamenta los fines y características de este servicio como público, pluralista, que fomenta la participación de las comunidades, facilita el ejercicio del derecho de la información, promueve el desarrollo social, está orientado a generar espacios de expresión, información y educación, promueve la identidad cultural, el debate, los valores y la concertación en ámbitos democráticos, solidarios y de integración.

Para tal fin sus emisiones deben identificarse como emisora comunitaria, no pueden emitirse programas con fines proselitistas, deben tener un manual de estilo y apoyar las campañas institucionales. En cuanto a la comercialización de espacios se puede transmitir propagandas exceptuando la política, sin sobrepasar los 15 minutos por hora de transmisión. La retransmisión de programas pregrabados es aceptada siempre y cuando se tenga la autorización del canal de origen, sus fuentes de financiamiento pueden ser los comerciales y la venta de espacios siempre que los programas contribuyan a las políticas de la emisora y la reinversión de los recursos se asiente cuando son utilizados en la integridad de la empresa.

Así pues, teniendo en cuenta este reglamento según las entrevistas realizadas basaremos nuestras opiniones sobre las emisoras comunitarias: Santander Stereo 102.7 f.m y El Esplendor de la Verdad. 

SOBRE LAS EMISORAS COMUNITARIAS


La radiodifusión en Colombia ha cumplido un papel preponderante en el desarrollo político, social y cultural de la nación. Ciertas características propias de la radio como medio de comunicación, con particularidades específicas, sumadas a condiciones económicas y geográficas también particulares, han hecho que en el país, este fenómeno presente condiciones de desarrollo y evolución diferentes a los otros medios masivos de comunicación, más aun, cuando las radios comunitarias tienen como una de sus misiones promover el desarrollo de las comunidades.
Tener una emisora en nuestro barrio o ciudad es un derecho que todo ciudadano tiene, ser parte de ella es importante, por eso las emisoras comunitarias tienen un desafío diario con la comunidad de brindar una buena noticia o programa y con un interés mutuo y el desarrollo de su comunidad. El servicio comunitario de radiodifusión sonora, está orientado a difundir programas de interés social para los diferentes sectores de la comunidad, que propicien su desarrollo socioeconómico y cultura.


Una Emisora Comunitaria sirve en una instancia para la participación de la comunidad en los procesos socioeconómicos y culturales locales. En este sentido, la Emisora debe ser un lugar de encuentro y diálogo de los diferentes sectores que la conforman. Su creación estimula a brindar la oportunidad de expresar en forma amplia los múltiples intereses, inquietudes, necesidades y realizaciones de los distintos sectores, grupos e individuos que conforman la comunidad. Mediante la emisora comunitaria, diferentes sectores de la comunidad pueden discutir, reflexionar, y manifestar sus inquietudes con respecto a los asuntos de interés colectivo. Es un espacio ideal para debatir el tipo de propuestas socia-les, políticas y culturales que se proponen en la localidad, y para elaborar proyectos colectivos y por ultimo La emisora comunitaria provee espacios para la difusión masiva. Estimula la creación de nuevos productos culturales, para un medio masivo, a partir de lo local. Esto fomenta el reconocimiento de la diversidad cultural presente en las regiones y genera reconocimiento, respeto y tolerancia.
Investigando encontré que las emisoras comunitarias padecen de un mal del mal de la lejanía de la capital, que obliga en muchos casos a los realizadores de radio a utilizar copias callejeras de obras musicales que es-tán en boga. Pero, cuidado, porque los estudios de grabación improvisados no siempre son sabedores del arte musical, por tanto afectan su calidad.
En tal sentido, debemos criticar las “famosas” mezclas que se realizan en computadoras, que pueden funcionar en una discoteca, pero no en la radio, pues es un cambio de la concepción de la obra sin autorización del autor. Aunque la radio debe complacer al oyente, también procurará educarlo con el placer de guiarlo por los verdaderos caminos de la cultura.


Fuente: